© 2019. Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por Q!

Suplemento Especial - Gran Gala Rosario

April 12, 2019

Dejando una huella en la salud, el arte y la educación

 

 

Los orígenes de la Gala Rosario se remontan al año 2011, cuando un grupo de personas, compro­metidas con la ciudad, tomamos una decisión: la de recuperar el espíritu solidario a través de un evento, que tuviera a la gastronomía, el glamour y la propia solidaridad como grandes protagonis­tas.
El propósito fue darle a la ciudad una fiesta de Gala y, al mismo tiempo, trabajar en pos de las instituciones de la ciudad, escuchando sus demandas, para que puedan crecer, mejorar la calidad de sus servicios y así responder y así, responder a las necesidades de la sociedad.


A LO LARGO DE LOS AÑOS FUIMOS DEJANDO UNA HUELLA ...
Con los fondos donados en las ediciones 2011 y 2012, pudimos concretar la Sala de Hemodinamia del Hospital de Emergencias Clemente Alvarez, que le otorgó al efector un nuevo sector que produjo un cambio en la calidad de nuevos procedimientos, con resultados excelentes.
Gracias a la solidaridad de todos los rosarinos, en 2013 y 2014 se recaudaron los fondos necesarios para realizar dos obras fundamentales para el Hospital de Niños Víctor J Vilela: el cerramiento de la circulación interna y la remodelación de la Sala de Terapia Intensiva, bajo el concepto de Terapia Humanizada.

La Gala fue creciendo y cada vez más personas se movilizaron por el crecimiento de Rosario y la Región. Y concretamos un objetivo de gran impacto para toda la red de Salud de la ciudad: la Digitalización de Imágenes del Centro de Especialidades Médicas Ambulatorias (CEMAR) y demás efectores de salud municipal.
Cada una de estas obras son testimonio concreto de la articulación público y privada, impulsada a través de las distintas noches de Gala.


NACE LA FUNDACIÓN GRAN GALA ROSARIO

En 2018 dimos un paso más y creamos una Fundación con nombre propio. Definimos una identidad propia, acorde a los valores sustentados por cada uno de los integrantes del equipo. Una nueva etapa en la que nos planteamos tres pilares: la salud, el arte y la educación. Por nuestra historia, por los objetivos concretados y por el apoyo incondicional que año a año nos brindan empresas, particulares, artistas, periodistas, autoridades, medios de prensa y personalidades que se suman a los desafíos. Renacimos como Fundación y con un objetivo que hará historia: la remodelación de la Materni­dad del Hospital Provincial del Centenario, bajo el concepto de Maternidades Seguras y Centradas en la Familia. Los fondos donados el 25 de agosto de 2018 nos permitirán iniciar una obra que repre­sentará un cambio en la atención y contención de las madres y los recién nacidos, además de una mejora notable del ámbito de trabajo del person­al. De esta manera, nuestra donación se sumará al compromiso de aporte de la Provincia de Santa Fe para la remodelación integral de la Sala de Mater­nidad.

 

EL ARTE COMO LEGADO
Este año, la cultura nos convoca y la pasión por el arte nos moviliza. Respondimos a una demanda del gobierno provincial y municipal de trabajar para impulsar la obra de infraestructura más potente vinculada al arte de la ciudad de Rosario, ofreciendo un nuevo hito urbano: La ampliación y remodelación del Museo de Bellas Artes Juan B Castagnino.
En esta noche de Gala invocaremos el espíritu solidario de todos los rosarinos para lograr un museo abierto a la comunidad y enclave de transformación urbana, que multiplique las oportunidades de intercambio, accesibilidad y participación de toda la comunidad.
Dejar el nombre de cada uno, a través de su aporte en esta gran obra, es una oportunidad de honrar a nuestros ancestros, otorgando un legado a las futuras generaciones y así, trascender todos juntos en el tiempo.
Hoy nos preparamos para dejar otra huella. Juntos para lograr un nuevo objetivo que hará historia.

 

La historia de un legado Un museo que tiene más de 80 años preservando el patrimonio de la ciudad. El vínculo entre el gobierno municipal y la Fundación Castagnino, a través de varias décadas, posibilitó su crecimiento y posicionamiento como un hito cultural de la ciudad.
Hoy, gracias al aporte de los sectores públicos y privados, logrará constitu­irse como un museo del siglo XXI, que responda a las necesidades de las nuevas generaciones.

 

El Museo Castagnino + Macro es considerado uno de los museos más destacados del país con más de 4500 obras en su patrimonio. Posee joyas de arte europeo antiguo y una de las más impor­tantes y ricas colecciones de arte argentino, históricas y contemporáneas, lo que lo convierte en una de las principales instituciones de la región. Su primera sede, el Museo Juan B. Castagnino, surge de la colaboración entre el gobierno municipal y la iniciativa de un grupo de intelectuales y coleccionistas de arte de princip­ios del siglo XX, cuyo desafío fue hacer de Rosa­rio un polo cultural trascendente para el país.
Inaugurado en 1937 y donado a la ciudad por Rosa Tiscornia de Castagnino, en memoria de su hijo Juan Bautista, contiene la colección históri­ca, heredada del primer Museo de Bellas Artes y acrecentada a lo largo del siglo XX gracias a las donaciones de figuras publicas y anónimas, artistas, la adquisición de premios de sus tradicionales concursos nacionales y a través de la Fundación Castagnino.
En 1977, por iniciativa de la familia Castagnino, se constituye la Fundación Museo Municipal "Juan B. Castagnino" con la misión de cooperar con la dirección del museo para acrecentar su patrimo­nio, su nivel de excelencia, la capacitación de su personal especializado y los servicios que el museo presta a la comunidad.

A lo largo de cuatro décadas, la Fundación ha donado obras fundamentales al museo, editado catálogos y libros, contribuido en la realización de salones, muestras, seminarios y cursos, otorgado becas para el perfeccionamiento de conservadores y educadores del museo y sostenido con su aporte otras actividades de interés cultural para nuestra ciudad.
Hoy día la Fundación Castagnino esta conforma­da por mujeres y hombres que dedican su tiempo, energía y vocación en volver a reeditar el sueño que tuvieran Juan Bautista 80 años atrás, hacer de Rosario un polo cultural de alcance internacional. La articulación público privada es la clave de esta círculo virtuoso, el Estado siendo apoyado y validado por lo privado.

 

UN MUSEO PARA EL FUTURO

El proyecto de ampliación del Museo Castagni­no es un deseo histórico, para el que hemos trabajado los últimos años con distintos actores públicos y privados de la ciudad. Pensamos un museo que subsane los problemas del presente, que lo actualice como ícono de la ciudad, pero sobre todo pensamos en un museo para el futuro. El objetivo máximo de toda institución cultural es transformar hombres en ciudadanos. Sin estas instituciones el hombre queda a merced de la formación de la coyuntura, con sus vicios, defectos e injusticias. El propósito entonces es encontrar la mejor forma de transmitir la cultu­ra, la educación y el patrimonio para llevar estas transformaciones a su máximo exponente.

El Castagnino es marca identitaria de aquello que los rosarinos proyectaban ser. Hoy, necesi­tamos actualizar esa transformación, darle nuevos sentidos, insertarla en nuevas prácticas sociales. Los museos en todo el mundo son una estrategia de resignificar el espacio público.
 

LA LABOR DE LA FUNDACIÓN CASTAGNINO
La Fundación Museo Municipal de Bellas Artes Juan B. Castagnino es una asociación voluntaria sin fines de lucro, creada para colaborar con las actividades del museo: la adquisición de obras, la financiación de premios y exhibiciones, el mejoramiento de las instalaciones y el equipamiento y, según consta en sus estatu­tos, para cooperar "en el mejor y más intenso desenvolvimiento de sus actividades específi­cas, así como otras actividades culturales de la ciudad de Rosario".  En la actualidad, la Fundación está conformada por integrantes de la familia Castagnino (tres sobrinos nietos de Juan Bautista: María Euge­nia Castagnino, Eugenia Usellini y José Gabriel Castagnino) y por los principales referentes de las actividades económicas, culturales y socia­les que motorizan el desarrollo de la ciudad. Instituciones como la Bolsa de Comercio de Rosario, medios de difusión como Canal 3, empresas de turismo y salud e importantes profesionales, forman parte de una Fundación que tiene como objetivo máximo repensar el museo del futuro, ampliando los márgenes de igualdad a través de la exploración de una única experiencia estética. Actualmente la Fundación esta produciendo un libro que contará la historia a lo largo de más de cuatro décadas de cómo se cumplió con los objetivos originales: donar obras, otorgar premios, organizar salones, editar libros y catálogos y contribuir a la creación de la sede Castagnino+Macro.

 

Lee nuestro suplemento exclusivo!

 

 

 

 

Please reload